Presentación

Misión

El cepario del Laboratorio de Microbiología y Mutagénesis Ambiental (LMMA) de la Escuela de Biología de la UIS tiene como misión soportar su actividad académica en el área de Microbiología y potenciar la investigación de los programas de pregrado y posgrado de la Escuela de Biología en el área de Microbiología con énfasis en Taxonomía Microbiana, Geo-Microbiología, Microbiología Ambiental, Industrial y Biomédicas.

Visión


El cepario del LMMA de la Escuela de Biología de la UIS tiene como visión generar conocimiento básico que permita el desarrollo de biotecnologías microbianas en las áreas de Geo-Microbiología, Bio-remediación, Industrial y Biomédicas.


Estructura organizacional


La UIS, representada legalmente por su rector Dr. Hernán Porras Díaz, es la titular de la colección. El Dr. Jorge Luis Fuentes Lorenzo, profesor titular del área de Microbiología de la Escuela de Biología, tiene la doble función de director y curador de la colección. El director de la Escuela de Biología es quien administra los recursos financieros del fondo común que se destinan para el manejo y preservación de la colección. Adicionalmente, los estudiantes vinculados al Grupo de Investigación en Microbiología y Genética (COL0083849) desarrollan funciones de auxiliares curadores apoyando toda actividad de curaduría y preservación de la colección bajo la supervisión del director/curador de la colección.


Breve descripción de la colección


La colección microbiana o cepario del LMMA de la Escuela de Biología de la Universidad Industrial de Santander (UIS), tiene su origen la actividad de recolección de muestras de diversos ambientes con fines académicos y de investigación, así como donaciones y compra de cepas de referencia, del Grupo de Investigación de Microbiología y Genética (GIMG). A la fecha, esta colección cuenta con 542 especímenes conservados de los siguientes géneros microbianos: Acidovorax (1), Acinetobacter (9), Actinomyces (1), Agrobacterium/Rhizobium (7), Alcaligenes (1), Bacillus (169), Brevibacterium (1), Burkholderia (3), Buttiauxella (2), Carnobacterium (2), Chromobacterium (4), Chryseobacterium (3), Citrobacter (5), Clostridium (10), Comamonas (2), Corynebacterium (1), Cupriavidus (1), Delftia (2), Derxia (1), Desulfotomaculum (3), Desulfovibrio (7), Edwardsiella (1), Enterobacter (30), Enterococcus (7), Erwinia (1), Escherichia (16), Exiguobacterium (2), Geobacillus (1), Hafnia (1), Halomonas (7), Janthinobacterium (1), Klebsiella (22), Kluyvera (1), Kocuria (1), Lactococcus (4), Lelliottia (1), Leuconostoc (2), Listeria (1), Lysinibacillus (7), Marinobacter (7), Microbacterium (1), Micrococcus (1), Microvirgula (1), Morganella (3), Ochrobactrum (4), Paenibacillus (1), Pantoea (5), Pectobacterium (2), Penicillium (1), Propionibacterium (9), Proteus (3), Providencia (1), Pseudomonas (77), Rahnella (3), Ralstonia (2), Raoultella (3), Rhodococcus (1), Rummeliibacillus (3), Salmonella (2), Serratia (42), Shigella (1), Sporolactobacillus (2), Staphylococcus (9), Stenotrophomonas (1), Streptococcus (1), Streptomyces (1), Thaurea (1), Viridibacillus (2), Yersinia (1), Zobellella (6), Zoogloea (1). Otros 680 especímenes conservados no han sido identificados aún. Por último, la colección contiene 20 cepas ATCC de diferentes especies bacterianas adquiridas por el LMMA; para un total de 1222. En total, el 44.4 % de los especímenes de la colección se encuentran identificados a nivel de género, el 3.8 % a nivel de especie y el 55.6 % de los especímenes no han sido identificados.